Inteligencia emocional Madrid

¿Qué es la inestabilidad emocional?

Las personas tenemos un amplio repertorio de emociones que forman parte de nuestra experiencia y nos permiten obtener información de forma rápida sobre cómo nos encontramos ante determinadas situaciones, así como la respuesta que necesitamos dar. Esas emociones no son estáticas, sino que varían en función de nuestro estado interno y la situación.

Cuando alguien nos habla de inestabilidad emocional puede referirse a vivencias muy distintas: dificultad para regular la intensidad de sus emociones, patrón cambiante a nivel emocional que no responde a situaciones concretas, deseo de no sentir alguna emoción, etc. Por este motivo es importante que aclaremos a qué nos referimos cada uno de nosotros cuando hablamos de inestabilidad emocional.

¿Qué función cumplen nuestras emociones?

Nuestras emociones, como comentábamos, son una poderosa herramienta que nos ayuda para la supervivencia y búsqueda de bienestar. Son vías rápidas de evaluación de nuestros estados internos y reacción ante las situaciones que experimentamos.

Así, el miedo nos permite reaccionar ante un peligro para ponernos a salvo, la alegría nos lleva a buscar situaciones placenteras donde nos sentimos bien, el enfado nos facilita poner los límites que necesitamos para cuidar de nosotros mismos, y del mismo modo ocurre con cada emoción que experimentamos.

¿Cómo regulamos nuestras emociones?

El primer paso para poder regular una emoción es identificarla, saber qué estamos sintiendo y aceptar la vivencia de esa emoción. Una vez hemos podido identificar y aceptar la emoción, podemos poner en marcha los recursos personales necesarios para gestionarla de forma satisfactoria.

Durante la infancia, son nuestras figuras de cuidado (padres, madres, abuelos, etc.) quienes regulan nuestros estados emocionales. Así, cuando lloramos nos ayudan a calmarnos, si nos enfadamos pueden poner nombre a lo que sentimos y explicarnos esa sensación, y de este modo poco a poco vamos aprendiendo a hacer una adecuada regulación emocional.

Si estas figuras pueden identificar qué sentimos y responder a las necesidades asociadas a esa emoción, vamos internalizando esta dinámica y desarrollando la capacidad de gestionar nuestras emociones de forma más autónoma. Cuando este proceso no se pudo desarrollar de forma adecuada, la persona puede tener dificultades en su regulación emocional, ya sea en la identificación de las emociones que siente o en la gestión de las mismas para que nos sean útiles.

Tratamiento de la inestabilidad emocional

En Intropsicoterapia desarrollamos una terapia en caso de inestabilidad emocional que se adapta a la singularidad de la persona que consulta. Fomentando un clima de apertura y libre de juicio, la persona va pudiendo explorar el origen de su dificultad y pudiendo nombrar y localizar todas aquellas emociones que siente.

En la terapia podemos contener, nombrar y actuar de forma responsiva ante esas necesidades que manifiesta la emoción, desarrollando una forma diferente y más adaptativa de relacionarnos con las emociones.

Inteligencia emocional Madrid: Contacto

Solicita una cita ahora mismo


INTELIGENCIA EMOCIONAL MADRID

La idea de comprender el funcionamiento de la mente y sus consecuencias, es la base de la inteligencia emocional, y al mismo tiempo es el objetivo que se pretende conseguir con la psicología que ponemos en práctica en Intropsicólogos.

Desde hace tiempo el paradigma que regía la psicología en general, era aquel que se preocupaba por los trastornos mentales, pero se consideró que al tener en cuenta las emociones, se podría conseguir un conocimiento más concreto sobre el mecanismo que rige la mente en los procesos habituales de la vida.

Ese nuevo enfoque, donde las emociones son las protagonistas de la conducta humana, hizo que la inteligencia emocional se convirtiera en un factor imprescindible en cualquier proceso psicológico que pudiese afectar de cualquier manera a la toma de decisiones personales.

En Intropsicólogos Madrid, consideramos la inteligencia emocional un factor fundamental en la resolución de conflictos y en la gestión de todo tipo de cuestiones personales.

El dinamismo de las emociones hace posible que las personas sepamos como reaccionar en cada momento, nos sirven de moduladoras de la experiencia y nos dan información sobre la situación de cada momento, y en consecuencia, guían la solución para resolver situaciones complejas.

INTELIGENCIA EMOCIONAL MADRID: EMOCIONES INESTABLES

La inestabilidad emocional que las personas experimentan en situaciones límites, puede tener su origen en diversos motivos.

Algunos de ellos son los siguientes:

  • Experimentar cierta dificultad a la hora de regular la intensidad de las emociones.
  • No adecuar la emoción a la situación que se vive.
  • Desear no sentir una determinada emoción, por un posible daño emocional.

Estos casos de inestabilidad emocional, se gestionan y solucionan por medio de tratamientos que regulan las emociones por medio de tratamientos que ponen en juego la inteligencia emocional Madrid, y que en todo momento se adaptan a las necesidades y singularidades de los pacientes.

En primer lugar se debe fomentar un ambiente de confianza, donde los juicios no tengan lugar y donde el propio paciente pueda explorar el origen de su malestar, sin ser juzgado, y sintiéndose libre de experimentar las emociones que finalmente lleven a esa persona a la resolución de su conflicto.

La inteligencia emocional en definitiva, es la herramienta básica para controlar esas emociones que se desestabilizan por diferentes motivos en diversas situaciones en la vida diaria.

EN MADRID, INTELIGENCIA EMOCIONAL BIEN GESTIONADA

La solución final es identificar la emoción que se está gestionando de manera inadecuada, y a partir de ahí, trabajar en el afianzamiento de la emoción necesaria para corregir esa sensación de inestabilidad.

Todo ello es posible gracias a la gestión de los propios recursos personales, y a la ayuda que los especialistas prestan con los tratamientos orientados al control de las emociones.

La inteligencia emocional en Madrid está controlada en su origen por las figuras de los cuidadores, ya que son los que ayudaban a resolver, orientar y solventar conflictos emocionales sencillos, que de no ser atendidos, podrían haber derivado en problemas graves en cuanto a los estados emocionales adultos.

Era una manera sencilla de poner nombre a lo que se iba sintiendo, y esa forma de aprender a nombrar las emociones, es lo que hace que se internalice el método para gestionar las emociones de una forma autónoma y responsable.

Alcanzar el equilibrio en este sentido, es lo que hace posible que se alcance una adecuada regulación emocional, y por ende, la inteligencia emocional funciona en todo su esplendor en todas las situaciones en las que sea requerida.

Inteligencia emocional Madrid: Contacto

Solicita una cita ahora mismo